Cuando nos incorporamos al mundo del emprendimiento como inversores, suele ser habitual tratar de descubrir “unicornios” con los  que poder multiplicar nuestra inversión y poder contar lo visionarios que hemos sido al detectar un nuevo producto o servicio. No obstante, debemos concienciarnos de que las inversiones en Startups deben seguir patrones sencillos y tradicionales de la gestión de carteras como, por ejemplo, la diversificación y la adecuación al perfil de riesgo. Por ello es importante fijarnos más en los modelos de negocio que en los productos, ya que es el primer elemento el que define en mayor medida el nivel de riesgo de la operación. Seguir leyendo “Modelos de Negocio”